.
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Todos los padres y madres del mundo tararean y cantan a sus hijos con dulzura para que se calmen y duerman. Pero ¿qué tienen las nanas para conseguir ese poderoso efecto calmante en los pequeños?

Un vínculo emocional

El ritmo regular de las nanas es muy similar al de los latidos del corazón, con el que el bebé se familiariza desde el útero materno. Por eso estas sencillas y repetitivas canciones infantiles consiguen relajar tanto a los recién nacidos.

EL RITMO REGULAR DE LAS NANAS ES SIMILAR A LOS LATIDOS DEL CORAZÓN

La frecuencia cardíaca y el ritmo respiratorio de los bebés disminuye mientras las escuchan, y esto les ayuda a conciliar el sueño o incluso a sentirse mejor cuando están enfermos.

Los especialistas que trabajan con prematuros han comprobado que las nanas influyen positivamente en la recuperación y el desarrollo de los niños. El ritmo de las nanas equilibra incluso sus constantes vitales, como demuestran estudios realizados en bebés prematuros que permanecen en incubadoras.

Por otra parte, el contacto físico que acompaña a la nana, el arrullo o balanceo en brazos, fortalece el vínculo del bebé con sus padres y le reconforta, haciéndole sentir seguro y protegido en un mundo inexplorado y lleno de estímulos desconocidos.

Mecer y cantar, múltiples beneficios

El ritmo de las nanas favorece un movimiento inconsciente de balanceo, que serena al bebé. Los niños pequeños se tranquilizan mejor y antes en movimiento. Y en concreto, el balanceo es el que más les relaja.

LAS NANAS ESTIMULAN EL DESARROLLO EMOCIONAL Y COGNITIVO DEL BEBÉ

Diversos estudios demuestran que mecer al bebé actúa sobre su sistema nervioso central, regulando sus funciones neurológicas y estimulando su memoria y su capacidad de atención.

Las nanas también contribuyen al desarrollo emocional y cognitivo de los niños, aportándoles seguridad y estabilidad emocional, permitiéndoles también ampliar su vocabulario.

La melodía

El líquido amniótico que rodea al bebé durante el embarazo vibra de forma rítmica con el sonido. La voz de su madre, además, le resulta familiar y le serena. Pero no es el único sonido capaz de tranquilizarle. Las melodías, los sonidos relajantes, el ruido blanco y la música instrumental también surten el mismo efecto.

LAS MELODÍAS, LOS SONIDOS RELAJANTES, EL RUIDO BLANCO Y LA MÚSICA INSTRUMENTAL TAMBIÉN RELAJAN AL BEBÉ

El Móvil ositos voladores de Fisher-Pricetiene tres opciones de sonido con nanas, susurros y suaves sonidos de la naturaleza que envuelven al bebé en un ambiente relajado perfecto para conciliar el sueño.

Sus movimientos motorizados y proyecciones de estrellas luminosas amplían el efecto de la música ya que las luces tenues, las imágenes reconfortantes y los ositos que se balancean suavemente, contribuyen a relajar y distraer al bebé.

Este móvil de cuna acompaña al pequeño en cada etapa evolutiva de su desarrollo, ya que además de cumplir la función de móvil, puede transformarse en proyector musical de mesa para usarlo fuera de la cuna o en un móvil portátil para el cochecito.

Nanas de día para estimular al bebé

Aunque el objetivo principal de la nana sea dormir al niño, también podemos cantarle o utilizar grabaciones por el día con otros fines como estimular al bebé. De esta forma estaremos aprovechando también los efectos positivos de las nanas como herramienta de estimulación.

LAS NANAS TIENEN BENEFICIOS A LARGO PLAZO

Podemos utilizar las nanas para despertar la inteligencia de los pequeños, ya que la música estimula el desarrollo del lenguaje propiciando las conexiones neuronales de este campo y agudiza el sentido auditivo.

Y es que las nanas no solo sirven para calmar a los bebés que lloran o para ayudarles a relajarse y dormir. También aportan numerosos beneficios a largo plazo.

Por ejemplo, se ha comprobado que la música para bebés favorece el desarrollo psicomotor porque el ritmo asocia música y movimiento. También mejora el aprendizaje y la coordinación, calma la ansiedad y eleva el estado de ánimo.

Y lo mejor de todo es que estos efectos se dan tanto en el bebé que escucha la nana como en el adulto que se la canta.

Imágenes | iStock / Wavebreakmedia / Halfpoint / Fisher-Price.